SERIES

martes, 27 de enero de 2015

Pintura japonesa: las escuelas Tosa y Kanō

Las escuelas Tosa y Kanō en la pintura japonesa
Continúo mis artículos sobre pintura japonesa enlazando con la anterior serie que dediqué a la ejecutada con tinta china y que finalicé la semana pasada. Como contraste respecto a la contención cromática de las obras que comenté en ese momento, hoy hablaré de un tipo de composiciones donde el color jugó un papel fundamental.

Aunque la pintura japonesa monocroma de tinta china fue una de las grandes aportaciones del periodo Muromachi (1333-1573), la antigua tradición colorística del estilo yamato-e no se perdió durante esos años, sino que su continuidad quedó asegurada gracias a las innovaciones aportadas por dos estirpes de artistas que crearon las denominada escuelas Tosa y Kanō.

martes, 20 de enero de 2015

Pintura japonesa de tinta china: la sumi-e VII

La pintura japonesa de tinta china: los artistas de la sumi-e, Sesshū
La semana pasada hablé de un gran artista de la pintura japonesa de tinta china. Hoy lo haré de un verdadero gigante: Sesshū.

Sesshū Tōyō
Sesshū Tōyō (1420-1506) es el más valorado de todos los pintores del periodo Muromachi que utilizaron en su obra la tinta china como principal medio de expresión. Aunque nacido en una solvente familia samurai, Sesshū ingresó de muy joven en un templo zen. A los veinte años se trasladó a Kioto, donde estudió con Shūbun en el monasterio de Shōkoku-ji de la capital japonesa, verdadera cuna de muchos artistas de la época. En 1468 viajó a China, donde conoció a pintores de la corte de Pekín y eruditos monjes que le descubrieron la pintura de la dinastía Song (960-1279). En 1469 regresó a Japón, pero en vez de recluirse en un templo, se dedicó a peregrinar por todo el país pintando la naturaleza.

martes, 13 de enero de 2015

Pintura japonesa de tinta china: la sumi-e ,VI

La pintura japonesa de tinta china: los artistas de la sumi-e, Shūbun
Después de haber visto la semana pasada la obra de los pioneros de la pintura de tinta china en Japón, hoy hablaré de uno de los grandes: Shūbun.

Los artistas japoneses, recordemos que todos ellos monjes ilustrados, aprendieron su oficio a partir de numerosas pinturas que, a finales del siglo XIV, se importaron de China a través de los grandes monasterios budistas de Kioto. Entre ellas había paisajes monocromos de Li Tang (XI-XII), Ma Yuan (XII-XIII) y Xia Gui (XII-XIII), de quienes algún día tendré que presentar mínimamente para que descubramos las fuentes del arte pictórico nipón. Pero hoy nos centraremos en Shūbun.

martes, 6 de enero de 2015

Pintura japonesa de tinta china: la sumi-e, V

La pintura japonesa de tinta china: los artistas de la sumi-e, los pioneros
Después de los cuatro artículos de introducción al mundo de la pintura japonesa en tinta china que finalicé la semana pasada, hoy debo hablar ya en concreto de algunos artistas de la sumi-e.

Durante la dinastía china Song (960-1279) la pintura de ese país alcanzó un muy alto nivel. Lo que verdaderamente distinguía a los artistas de esa época no era su evidente y depurada técnica, sino su especial preparación mental antes y durante la ejecución de las obras. De esa forma pretendían captar y expresar el sentido más profundo de la naturaleza, uno de sus temas preferidos. Ese tipo de planteamiento debía mucho al budismo zen que por esos años todavía gozaba de un buen predicamento en el gran país continental.